Show simple item record

PhD Thesis

dc.contributor.advisorGiner Ubago, Josées
dc.creatorCasas Barquero, Nieveses
dc.date.accessioned2018-10-01T09:48:18Z
dc.date.available2018-10-01T09:48:18Z
dc.date.issued1986-06-03
dc.identifier.citationCasas Barquero, N. (1986). La actividad electrodermal en pacientes esquizofrénicos paranóides. (Tesis Doctoral Inédita). Universidad de Sevilla, Sevilla.
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/11441/78933
dc.description.abstractLa actividad electrodermal (EDA) es una variable psicofisiológica que depende periféricamente de las glándulas ecrinas del sudor. Dichas glándulas están inervadas por las fibras postganglionares del sistema simpático, y, por tanto, la actividad electrodermal está en conexión con el sistema nervioso autónomo, es decir, podremos utilizarla como una medida de activación o de “arousal”. Podemos obtener la actividad electrodermal sin aplicación de energía externa, o método endosomático, o bien, con la aplicación de una corriente eléctrica imperceptible para el sujeto, o método exomático. Mediante el método endosomático obtenemos la diferencia de potencial y con el exomático, aplicando una corriente continua, la resistencia o la conductancia de la piel, según mantengamos constante la intensidad de la corriente o el voltaje, respectivamente. Realizamos una revisión de las referencias históricas así como de las diferentes teorías que intentan darnos una explicación lógica sobre el origen de la actividad electrodermal, siendo la teoría de las glándulas del sudor la vigente en la actualidad. Sin embargo, su mecanismo de producción no está del todo clarificado. Realizamos un estudio experimental, controlando toda una serie de variables, como hospitalización, subcategoría diagnóstica, momento evolutivo de la enfermedad y tratamiento, para observar las diferencias entre los pacientes esquizofrénicos paranoides y los sujetos normales en cuanto a la actividad electrodermal. Recogemos una muestra de 30 sujetos normales, una de 30 pacientes esquizofrénicos paranoides hospitalizados y otra de 10 esquizofrénicos paranoides en régimen ambulatorio. Los esquizofrénicos paranoides hospitalizados se encontraban internados en el HUS; realizamos un primer estudio en la primera semana de su ingreso y otro segundo tres días antes del alta hospitalaria, es decir, al remitir el brote. Los esquizofrénicos paranoides ambulatorios fueron recogidos del Servicio de Urgencias de Psiquiatría del HUS; la primera prueba se realizó en el momento de llegada al servicio de Urgencias, en pacientes que habían abandonado la medicación al menos 15 días antes, y la segunda prueba una semana después de recibir medicación con neurolépticos. A todos los sujetos se les recoge la resistencia de la piel, en primer lugar en estado de reposos para poder obtener las medidas tónicas (nivel basal de conductancia de la piel e incidencia de fluctuaciones espontáneas) y en segundo lugar, aplicando estímulos auditivos y verbales. Los estímulos auditivos fueron 12 tonos de 90 dB de intensidad y con un intervalo interestímulos de 15 segundos. Los estímulos verbales constan de 8 preguntas significativas y otras 8 neutras intercaladas entre las primeras. Los valores de resistencia de la piel son transformados a términos de conductancia, pues las glándulas del sudor están organizadas como resistencias en paralelo y para poder sumarse ha de hacerse en términos de sus recíprocos, es decir, de conductancia. Posteriormente realizamos su conversión en logaritmos. Al analizar los registros obtenidos observamos que los esquizofrénicos paranoides hospitalizados y los pacientes ambulatorios con tratamiento tienen un nivel basal de conductancia de la piel e incidencia de fluctuaciones espontáneas menor que los sujetos normales. Sin embargo, en los esquizofrénicos ambulatorios sin medicación, el nivel basal de conductancia de la piel y la frecuencia de fluctuaciones espontáneas es superior al obtenido en los normales. Además de la influencia del tratamiento farmacológico sobre estos parámetros, la evolución clínica también interviene, como podemos pensar al observar un mayor nivel basal de conductancia de la piel e incidencia de fluctuaciones espontáneas en los esquizofrénicos paranoides hospitalizados en el alta en comparación con los esquizofrénicos en el ingreso. La tensión emocional también ejercer una influencia, ya que encontramos un mayor nivel basal y de incidencia de fluctuaciones espontáneas en los esquizofrénicos paranoides ambulatorios sin tratamiento, que pensamos están sometidos a una gran tensión emocional. Todos estos factores actúan sobre este parámetro. Al igual que otros autores, encontramos una distribución bimodal en los pacientes esquizofrénicos paranoides observando pacientes no respondedores incluso entre los esquizofrénicos paranoides ambulatorios sin medicación. Esto nos indica que esta falta de respuesta no puede en ningún modo ser atribuida a la medicación o el internamiento de los pacientes. Así como tampoco a la situación de cronicidad de los mismos. Hemos encontrado que la amplitud de la respuesta de orientación en los pacientes esquizofrénicos paranoides, hospitalizados y ambulatorios, es menor que en los sujetos normales. También la magnitud de respuesta a las preguntas significativas y neutras es menor en los esquizofrénicos paranoides tanto hospitalizados como en régimen ambulatorio, que en los sujetos normales. Encontramos al aplicar los estímulos auditivos que la amplitud de la respuesta de orientación a dichos estímulos es mayor que la obtenida a las preguntas significativas y a las neutras en los sujetos normales; por el contrario, en los esquizofrénicos paranoides, hospitalizados y ambulatorios, la diferencia es menor y en ocasiones se trata de una pregunta significativa o neutra la que elicita una respuesta de mayor magnitud. Todos estos hallazgos que encontramos en los pacientes esquizofrénicos paranoides nos indican la existencia de una gran hiporresponsividad, no solo por la falta de respuesta, sino que, además, cuando responden, lo hacen con una menor amplitud. También pensamos que, en ocasiones, la respuesta de conductancia de la piel es de mayor amplitud a un estímulo emocional que exclusivamente sensorial como podría ser un estímulo auditivo. Esta hiporresponsividad se hace patente también al observar la habituación a los estímulos auditivos, ya que los sujetos normales habitúan en su mayoría en el décimo estímulo auditivo, mientras que los esquizofrénicos paranoides, hospitalizados y ambulatorios, lo hacen mayoritariamente en el primero, es decir, que tienen una “rápida habituación”. Además, si nos centramos en los resultados directos nos encontramos que los pacientes esquizofrénicos paranoides tienen una ausencia de respuesta ante una gran cantidad de estímulos, fundamentalmente auditivos, es decir, tienen un patrón de respuesta “errático”; sin embargo, no ocurre igual en los sujetos normales. Todo esto nos confirma en la idea de la existencia de una dificultad para captar y reaccionar a los estímulos externos en los pacientes esquizofrénicos paranoides, lo cual nos indica que estos pacientes se encuentran más motivados por su mundo interno y en una desconexión con el mundo circundante. CONCLUSIONES Con respecto al nivel basal de conductancia de la piel y a la incidencia de fluctuaciones espontáneas: 1. En los pacientes esquizofrénicos paranoides, tanto los hospitalizados como los ambulatorios con tratamiento, es menor que en los sujetos normales. 2. En los esquizofrénicos paranoides ambulatorios sin tratamientos, es mayor que en los sujetos normales, que en los esquizofrénicos paranoides hospitalizados y que en los ambulatorios con tratamiento, en forma significativa en cuanto a los niveles basales de conductancia de la piel. 3. Por consiguiente, el tratamiento con fármacos neurolépticos, la evolución clínica y la situación de tensión-relajación influyen sobre los cambios que se producen en estos parámetros. Con respecto a al responsividad: Presencia-ausencia de respuesta: 4. Encontramos una distribución bimodal (respondedores/no respondedores) en los pacientes esquizofrénicos paranoides, tanto hospitalizados (al ingreso y al alta hospitalaria), como ambulatorios (sin y con tratamiento). En cambio, todos los sujetos normales fueron respondedores. 5. Por consiguiente, la no responsividad no se puede atribuir a la situación de hospitalización o al tratamiento farmacológico con neurolépticos, aunque sí está influida por la inhibición y retraimiento emocional. La responsividad aumenta con la mejoría clínica. Amplitud de respuesta de orientación: 6. En los esquizofrénicos paranoides (hospitalizados y ambulatorios) es menor significativamente que en los sujetos normales. En los esquizofrénicos paranoides ambulatorios sin tratamiento, es mayor que en los esquizofrénicos hospitalizados y que en los ambulatorios con tratamiento. 7. Por consiguiente, la situación de tensión emocional y los fármacos neurolépticos influyen sobre este parámetro. Magnitud de los estímulos verbales y auditivos: 8. Las preguntas significativas originan respuestas de mayor magnitud que las neutras en los sujetos normales. En los esquizofrénicos paranoides se encuentran entremezcladas. Los estímulos verbales que originan respuestas de mayor magnitud en los esquizofrénicos paranoides son distintos a los de los sujetos normales. 9. Los estímulos auditivos originan respuestas de mayor magnitud que los verbales en los sujetos normales, significativamente. En los esquizofrénicos paranoides, algunos estímulos verbales originan la respuesta de mayor magnitud, de una forma individualizada, sin que pueda establecerse en una forma general. 10. Por consiguiente, los esquizofrénicos paranoides responden más a los estímulos que llevan una connotación emocional que a los exclusivamente sensoriales (auditivos). Con respecto a la habituación: 11. Los esquizofrénicos paranoides (hospitalizado y ambulatorios) tienen una forma anómala de habituación, muchos de ellos con una “rápida habituación”, es decir, en el 1º y/o 2º estímulo auditivo. En ningún caso ocurre así en los sujetos normales. La mejoría clínica influye en una más normal forma de habituar. Finalmente: 12. Estas conclusiones pueden resumir la existencia de una dificultad para captar y reaccionar a los estímulos externos, teniendo, por tanto, un valor clínico, diagnóstico y evolutivo dentro de los cuadros de esquizofrenia paranoide.es
dc.formatapplication/pdfes
dc.language.isospaes
dc.rightsAttribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional*
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/*
dc.titleLa actividad electrodermal en pacientes esquizofrénicos paranóideses
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/doctoralThesises
dc.type.versioninfo:eu-repo/semantics/publishedVersiones
dc.rights.accessrightsinfo:eu-repo/semantics/openAccesses
dc.contributor.affiliationUniversidad de Sevilla. Departamento de Psiquiatríaes
idus.format.extent225 p.es

FilesSizeFormatViewDescription
TD C-056.pdf5.185MbIcon   [PDF] View/Open  

This item appears in the following collection(s)

Show simple item record

Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional
Except where otherwise noted, this item's license is described as: Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional